un blog divino de la muerte

Llámame loca, pero ya tengo ganas de verano. No sé si porque mis pies ya se mueren por ir desnudos o porque yo ya me muero por tener tiempo libre para sentarme a escribir cartas y más cartas. Lo cierto es que, cada vez que tengo un ratito para mí, lo dedico a crear correo bonito. Pero como no tengo mucho tiempo, no lo creo todo a la vez. Así que hoy, quiero enseñarte cómo lo hago realmente para que veas que, en la práctica, por muy poquito tiempo que tengas este no es un hobby que tengas que abandonar. ¿Te vienes?