Snail mail «pequeño huerto»

Snail mail «pequeño huerto»

Hay pocas cosas que me hagan disfrutar tanto como los sellos y el snail mail. Así que, una vez más, los he juntado para traerte un tutorial que seguro que te va a encantar. Crearemos la estructura de un sobre lleno de bolsillos donde guardar chuches. Lo haremos (y esto es lo más divertido) diseñando nuestro propio papel e, incluso también, los adornos. ¿Estás lista?

Para crear este snail mail, partí desde la combinación de colores que quería utilizar: rosa y rojo. Me encanta cómo queda y, si le sumas un toque de verde o amarillo, ya es el «no va más», por lo que pensé que sería una idea estupenda diseñar el papel para la estructura estampando tomates. Hace un tiempo, había preparado una pequeña colección de sellos con temática de jardín y huerto, así que ahora podía aprovecharlos para estampar los adornos de mi sobre-flipbook. Pues eso fue lo que hice.

Para la estructura de mi flipbook, utilicé un trozo de cartulina rosa de 45 x 40 cm en el que previamente había estampado mis tomates con los tonos «red magic» y «turquoise gem» de VersaMagic. Si quieres ver el punto por punto desde que creé el diseño del tomate, pasando por el sello y la estampación, hasta la estructura terminada, solo tienes que ir a mi canal de IGTV @samigarra.

Luego, utilizando mi colección de sellos jardineros junto con otros sellos de círculo grande y pequeño, fui estampando y recortando los die cuts o adornos para mi snail mail. También, con cortadores de círculo, di forma a algunos papeles neutros que iban con mi temática: fondo de diccionario, pequeños lunares negros sobre fondo blanco o tablones de madera blanca.

Para decorar el flipbook, fui combinando los distintos círculos de papel con los adornos de jardinería que había estampado y recortado. También sumé otros detalles como un gran botón amarillo, pegatinas pequeñitas y acolchadas o enamel dots.

Por último, decoré dos sobres pequeños que luego usé para guardar algunos de los detalles fuera de los bolsillos de mi flipbook, como troqueles de palabras, die cuts o maderitas. Y fui dejando por aquí y por allá algunas palabras o frases (escritas de puño y letra) que me encantan y que eran ideales para esta temática.

Para el papel de carta, también utilicé un estampado de tomates, solo que con otros sellos diferentes y tono un poco más claro: «pink grapefruit», también de VersaMagic, que me encanta porque está a medio camino entre el rojo y el rosa.

Acabé de decorar mi flipbook en la misma línea, pero se me ocurrió agregar también un banderín de tela en tonos tostados y con lunares cuidando de que, al cerrar la estructura, no sobresaliera por la solapa. Para el cierre, utilicé una cinta de tela de una colección de Artemio, blanca y con pequeñas gotas en amarillo y en distintos tonos de rosa.

 

Colocado el lazo al sobre, colocado el lazo a esta entrada. Espero que os haya gustado y que os animéis a ponerlo en práctica. Si es así y lo compartís en Instagram, no olvidéis etiquetarme y usar el hashtag #samigarra. Para cualquier duda, como siempre, os veo aquí debajo en los comentarios ^.^

 

Sami Garra
hola@samigarra.com
4 Comentarios
  • Alba
    Publicado a las 14:05h, 03 marzo Responder

    Precioso! Muchas gracias por compartir!

  • Isabel Vivet Rusiñol
    Publicado a las 10:40h, 04 marzo Responder

    Bon dia!
    Es genial!!! La estructura mola un montón!! Pero lo mejor es que todo es 100% Hand made!!!!

    • Sami Garra
      Publicado a las 10:27h, 05 marzo Responder

      Siiiiiii. Eso es lo que más me gusta. Solo necesitas papel, materiales para estampar o colorear y muchas ganas 😉

Sube un comentario