1 foto = 1 historia: un viaje, un recuerdo y una receta

1 foto = 1 historia: un viaje, un recuerdo y una receta

Hola, divinuras mías!

Bienvenidas a noviembre y una vez más, a la sección 1 foto = 1 historia ^.^

Poco a poco, empiezo a creer que éste, es el mejor año de mi vida, no solo porque este año me han pasado cosas maravillosas sino también porque siento que estoy en el camino correcto. Todavía no he llegado a la meta y mucho que me falta, pero ya estoy en el camino, el que necesitaba, el que me hace feliz, el que llevo buscando tantos años.

como todo “mejor año de mi vida” que se precie, este año también tenía que tener viajes de los especiales. Así que ni lerdo ni perezoso, este año nos obsequió con un viaje a Lanzarote (bueno, nos lo auto-obsequiamos, mejor dicho)…

Hace mucho tiempo que queríamos hacer este viaje porque allí vive el hermano de mi gallego con su familia y, este año, fue posible ^.^

Es un lugar muy diferente al nuestro, la verdad. Ya sabéis, aquí llueve mucho (y llueve en serio) y es muy pero muy verde. Pues bien, allí llueve para dar gusto casi y es DESÉRTICO. Desértico al punto de que NO hay hierba!!!! Esto me dejó de piedra pero es real. Hay grava, negra o roja. Palmeras y muchos cactus (hermosísimos). Y playas bonitas y paradisíacas como muchas de las nuestras, solo que allí encontramos que bañarse es un verdadero placer. A pesar de estar en el atlántico la temperatura del agua no podría ser más ideal y tienes muchas opciones (medio piscina, olas suaves y superolas que te revuelcan). Y el clima… buá, si es que nos vinimos super enamorados del clima y la comida 😀

Debo reconocer que, sobre todo a mí, me va el turismo gastronómico. Lo que es un poco llamativo porque dicen de mí que me gusta “la comida de hospital” pero cierto es, que da igual a dónde vaya, siempre vuelvo hablando de comida y con algún otro kilillo de más (si estoy el tiempo suficiente). Así que Canarias no iba a ser menos… su comida entre, fresca y sencilla, me pareció lo más de lo más.

Y me vine con alguna receta bajo el brazo…

Mi plato preferido fueron, claramente, las PAPAS ARRUGADAS por tres cuestiones diferentes. Primero, porque les llaman “papas” a las patatas, como nosotros en Argentina y eso ya mola ^.^ Segundo porque están buenísimas, la verdad. Y tercero y, más importante, porque me recuerdan a mi pre-adolescencia y a mi padre <3

Durante mis primeros años de instituto, sobre todo, la mayoría de los días de la semana, a la hora de la comida, el que estaba en casa era mi papá. Así que cocinaba él (mi referente en la “comida de hospital”, jaja). Sus menús eran simples, rápidos y acotados: arroz blanco con queso cremoso, zanahoria hervida con aceite y “papas con cáscara” y sal. Parece una locura pero a mí me encantaba. No sé si era el momento, si era porque comíamos juntos y solos o, si era la cáscara! Y charlábamos sobre la vida y nuestras visiones trascendentales del mundo. Mi padre hablaba de Freud y de Lacan (no olvidéis que esto sucedía en Argentina, jajajaja), y de vivir despacio y consciente. Era perfecto ^.^

esta foto es como la clara representación de un viaje maravilloso, lleno de sueños, recuerdos, familia, sitios hermosos y comida exquisita. La hice con mi cámara réflex disparando en jpg porque utilicé una tarjeta de memoria con wifi para poder pasar la foto al móvil y así, a mí cuenta de Instagram (@samigarra). Estaba utilizando un objetivo fijo de 35 mm y estábamos en una terraza, techada pero al aire libre (mirando al mar ^.^).

Siguiendo con este perfil gastronómico que os cuento, claramente disfruté muchísimo más del mojo verde que del mojo picón. No me gusta la comida picante ni los aderezos fuertes porque tapan el sabor de lo que comes y me parecen picantes cosas que mucha gente diría que no pican. De hecho, mi problema con el picante es como cuando comes la comida muy pero muy caliente, que no sabe a nada, solo pica porque está caliente. Pues bien, a mi con el pimentón o cualquier versión picante más extrema me sucede exactamente eso: solo pica como si estuviera caliente. Es decir, para mí pierde todo el sabor. Por todo esto, la receta que os traigo ya imaginaréis de cuál de los dos mojos es ^.^

Veamos, la receta del mojo verde es muy sencilla y los ingredientes, como muestra mi dibujo vacacional, no son muchos. Lo primero es pelar y aplastar un poco los dientes de ajo y, lavar y picar bien las hojas de cilantro. Luego trituramos el ajo con la sal, el comino y el vinagre hasta obtener una mezcla homogénea. Para este paso, podéis utilizar un mortero y hacerlo a mano o bien, utilizar una batidora eléctrica. Añadimos las hojas de cilantro y trituramos bien y finalmente, vamos añadiendo el aceite poco a poco sin dejar de triturar. Agregamos un poco de sal a la salsa y listo. Conservamos en frío y servimos a gusto ^.^

Aquí podéis encontrar la receta de las papas y también hay una opción de mojo picón para no dejaros con las ganas, no sea cosa…

Si no habéis ido nunca a Lanzarote, os lo recomiendo muy mucho. Es distinto y es bonito. Es un sitio en el que sueñas en voz alta toooooodo el tiempo. Y si eso no lo convierte en el paraíso, ¿el paraíso qué es?

Este mes, es uno muy especial para mí. Este mes, el día 11, se cumple el primer año de esta gran aventura de ser blogger y artista cara al mundo.

Este mes dejo algunos proyectos atrás y comienzo otros nuevos. Proyectos que me acercan más a mis sueños, si cabe. Porque esta gran aventura ha sido como un sueño desde el principio. Porque esta gran aventura me hace cada día tan feliz que, a veces, no me cabe el corazón en el pecho.

Porque esta gran aventura ES gracias a vosotras <3 

Así que este mes, será un poco distinto y haremos balance y; hablaremos de vivir despacito, consciente y motivado y; tendremos regalitos… Seguro que habrá muchas cosas que aún no os podré contar pero ya casi ^.^

Gracias totales, gracias siempre, por estar ahí! Os veo como siempre en los comentarios así charlamos un ratito, qué os parece?

Besazo de arena y sol,

Sami

Sami Garra
hola@samigarra.com
22 Comentarios
  • Mrs. Maple
    Publicado a las 16:22h, 02 noviembre Responder

    Con el día lluvioso que hace en Valencia, me han dado ganas de coger el macuto e irme para las Canarias. Le tengo ganas desde hace años a Lanzarote y ahora tengo motivos de peso.
    Felicidades sobre todo por estar en EL Camino. Felicidades también por ese aniversario, que casi casi coincide con el mío (mañana). Y felicidades por esa manera de escribir y trasladarme a sus historias.
    Siempre suya, 🙂

    • Sami Garra
      Publicado a las 19:06h, 03 noviembre Responder

      Ay, Mrs. Maple!!! Recién vengo de su blog que he ido a felicitarla como se debe ^.^ Gracias, siempre gracias por estar ahí, por leerme y por comentarme! Vaya a Lanzarote, vale mucho la pena! Besazo enormeeeeee!

  • María
    Publicado a las 16:22h, 02 noviembre Responder

    Enhorabuena Sami! No se si llego a imaginarme la emoción, satisfacción y el regustito que debes estas sintiendo de ver que las cosas salen bien. Que el esfuerzo y la pasión empleadas en hacer las cosas con cariño dan su fruto. Te mando un besazo y un abrazo de enhorabuena. Yo estuve en Lanzarote hace unos cinco años y me encantó. Aunque sea desértica y apenas hay verde, como dices, pero descubrí un paisaje que yo nunca había visto… el contraste de los pueblitos blancos en medio del desierto y todos taaaan monos y tan bien cuidados. Y la naturaleza… una pasada. Bueno Sami, que por aquí me quedo esperando tus sorpresas de este mes. ¡Qué ganas! Un abrazo guapa!

    • Sami Garra
      Publicado a las 19:06h, 03 noviembre Responder

      Gracias, María! Muchas ^.^ Estoy totalmente de acuerdo contigo, esos pueblitos blancos son bien. A mí también me han encantado. Todo Lanzarote me ha gustado mucho! Gracias por tu visita! Besazo giganteeee <3

  • Ana
    Publicado a las 16:22h, 02 noviembre Responder

    Hola Sami! Felicidades por ese casi-añito. Estarás completamente orgullosa, ¿a que sí? No es para menos. Yo creo que estás haciendo un trabajo fantástico. Siempre nos cuentas unas bonitas (e íntimas) historias adornadas con unas fotos “preciosísimas”. Así que yo, desde aquí, te lo agradezco mucho 😉

    Y de Lanzarote… ¿Qué decir? Que yo más de una vez he pensado irme a vivir allí y trabajar tipo “Españoles por España”. Me encantó la isla y, como a ti, las “papitas arrugás” (bueno, en realidad a mi las patatas me gustan en cualquier lugar del mundo).

    Lo dicho, muchas felicidades y sigue así “divinura”, que según mi opinión (personal) lo estás haciendo “divinamente” 😉

    Un cariñoso saludo desde Madrid, donde me mantengo a la escucha.

    • Sami Garra
      Publicado a las 19:07h, 03 noviembre Responder

      Muchísimas gracias, Ana! Y sí, empiezo a creer que Lanzarote lo que tiene es magia porque todos los que hemos ido queremos quedarnos. Luego vuelves a casa y estás a gusto y se te olvida pero nosotros planificamos una vida entera allí soñando en voz alta y empiezo a ver que no somos los únicos ^.^ Gracias por tus palabras y tu visita <3 Un beso enorme!

  • Marialuisa
    Publicado a las 16:23h, 02 noviembre Responder

    Hola preciosa. Lanzarote tiene otra cosa además de un paisaje volcánico ideal y peculiar, hasta lunar diría yo….esa cueva de los verdes tan preciosa y esas papas que están de muerte….tiene viento…mucho viento….y tu al igual que yo (vivo en Donosti) y llueve hasta que nos cae el verde por las orejas..agradecemos de vez en cuando un clima más seco….Me alegro que lo hayas disfrutado….las fotos ideales como todo lo que haces.
    Besos guapa
    Marialuisa

    • Sami Garra
      Publicado a las 19:07h, 03 noviembre Responder

      Sí, Marialuisa! Eso dicen, que tiene mucho viento. Nosotros tuvimos viento pero no “el famoso” viento lanzaroteño, jajaja! Mi gallego, que supongo que solo por una cuestión de tiempo está más acostumbrado a sufrir las inclemencias climáticas que yo, disfrutó hasta del viento. No hubo lluvia ni viento ni sol ni nada que lo mantuviese a resguardo, estaba encantado de la vida! XD Gracias por estar siempre ahí, un besazo gigante!

  • Lady Quiroz
    Publicado a las 16:23h, 02 noviembre Responder

    Que rico yo llevo 5 años planiando mis vacaciones y no sehan dado, dejare de planear haber si se me dan.

    • Sami Garra
      Publicado a las 19:07h, 03 noviembre Responder

      Pues ojalá se te den, Lady Quiroz! Y vayas al sitio que sueñas hace tanto y te lo pases pipa y hagas montones de fotos para recordarlo siempre ^.^ Gracias por la visita, guapa! Beso enorme…

  • eleonora
    Publicado a las 16:23h, 02 noviembre Responder

    ¡Ay esas fotos! qué lindo recorrer el mundo a través de tus fotos. Felicidades por este gran año de tu vida y que el próximo 11 abrimos nuestra caja de cotillón para festejar. 🙂
    saludos desde este lado del océano.

    • Sami Garra
      Publicado a las 19:07h, 03 noviembre Responder

      Gracias, Eleonora!!!! Tendremos que festejar a lo grande, con cotillón y cerveza o algo!!! Jeje! Gracias, gracias por estar siempre por aquí con palabras lindas ^.^ Besazo gigantezcooooo!

  • Esther
    Publicado a las 16:24h, 02 noviembre Responder

    Ayyyy Sami…. que me vas a decir a mí de Lanzartote!!!! Opino exáctamente lo mismito que tú. Nunca había ido y este año, por fin, lo descubrí…. es más a ti te vi en el Jardín de los Cactus; yo entraba y tú salías y me dio apuro ponerme a gritar en un sitio donde se respiraba tanta calma. En fin, no era el momento de conocernos. Un beso y sigue así!

    • Sami Garra
      Publicado a las 19:07h, 03 noviembre Responder

      Qué locura, Esther! Más pienso en nuestro desencuentro, más me siento como en una peli de cine, jajaja! Ojalá algún día nos crucemos en un momento apropiado y nos tomemos un cafelito. Ojalá ^.^ Besazo enorme <3

  • Laura
    Publicado a las 16:24h, 03 noviembre Responder

    En Lanzarote está mi casa, y no sólo la física (que por un tiempo no lo será, pero que sé que un día si que lo volverá a ser), allí se alberga el corazón de los sueños, el tiepo sin tiempo, la noche infinita que sabe a mañana. Lanzarote tiene en si escondido un imán que te atrae y que hace que al marcharte te sientas mareado, fuera de lugar, allá donde estés.
    Me han encantado tus fotos y me ha encantado tu relato de tus comidas de hospital y filosóficas con tu padre: precioso!
    Un abrazo y encantada de haberte conocido, ya me hago seguidora y no te pierdo más la pista!

    • Sami Garra
      Publicado a las 19:07h, 03 noviembre Responder

      Qué locura, Esther! Más pienso en nuestro desencuentro, más me siento como en una peli de cine, jajaja! Ojalá algún día nos crucemos en un momento apropiado y nos tomemos un cafelito. Ojalá ^.^ Besazo enorme <3

  • Klaudi
    Publicado a las 16:24h, 03 noviembre Responder

    Hola Sami,
    Me encantan las fotos de Famara, se ve muy especial el lugar. Seguro la pasaron bomba!
    Felicidades por ese anio lleno de emociones 😉 Ya estoy esperando las novedades ….
    Por cierto aqui el 11.11 a las 11.11 se inagura carnaval, así que aquí estaremos celebrando tambien por ti !
    un abrazo

    • Sami Garra
      Publicado a las 19:07h, 03 noviembre Responder

      Hola, Klaudi!!! Famara es una playa de ensueño porque es como un espejo infinito! Bien, bien bonito… Me encanta lo que dices de la inauguración del carnaval y quizás que os copio y todo para hacer mi post oficial de balance. Tantos “unos” en un primer año nunca pueden ser casualidad. Gracias! Beso enorme <3

  • Lili Palet
    Publicado a las 16:25h, 03 noviembre Responder

    Que bonitas fotos Sami y me encantó la reseña… felicidades!

    • Sami Garra
      Publicado a las 19:08h, 07 noviembre Responder

      Muchísimas gracias, Lili!!! Me alegra que te gustara ^.^ Besazo gigante!

  • Alize
    Publicado a las 16:30h, 06 noviembre Responder

    Preciosas fotos… Yo conozco Tenerife y Gran Canaria, pero Lanzarote no. Y va habiendo ganas porque todos decís que es tan bonito… 🙂
    ¡Besotes!

    • Sami Garra
      Publicado a las 19:08h, 07 noviembre Responder

      Pues te lo recomiendo a ojos cerrados. Yo me he vuelto enamorada!!! Gracias por pasarte y comentar ^.^ Besazo enorme!

Escribe un comentario