Sami Garra | Top 5 Gastronómico: MADRID
1148
post-template-default,single,single-post,postid-1148,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Top 5 Gastronómico: MADRID

Top 5 Gastronómico: MADRID

Hola, divinuras mías!

Hace poco, estuvimos en Madrid. Por trabajo y por placer. Sobre todo, por placer!

Aprovechamos el fin de semana y algún día más para descubrir y re-descubrir la gran ciudad con nuestros pies. Librerías, exposiciones, jardines, calles, callejuelas, paredes… Y sabores, todos sus sabores.

Y ya que se acerca el puente y quizás hayáis optado por Madrid, he aquí mi top five gastronómico de la ciudad.

A mí, personalmente, Madrid me ha ido enamorando poco a poco. Ya he estado varias veces. Quizás unas 5 ó 6. Y debo reconocer que al principio y durante casi todos los viajes, me he sentido pequeñita y perdida. Con esa sensación de “no solo no llegaré a donde tengo que ir sino que además, no sabré volver” que tienen las ciudades grandes que no conoces. Cuando estás de vacaciones realmente, no importa mucho pero cuando has ido un día o dos por trabajo y, tienes horarios que cumplir, es agobiante.

Ahora, a estas alturas, ya puedo decir que “sé manejarme” (así, entre comillas) pero al menos yo lo creo y eso me vale para ir más segura y contenta por sus calles. Justamente esa seguridad es la que me ha permitido ir enamorándome de ella con ojos de quien mira el mundo por primera vez. Así que cuando surgió la posibilidad del viaje y me di cuenta que este viaje ya podíamos hacerlo juntos, enseguida organicé unas mini vacaciones.

Fueron tan pocos días que solo conocimos 5 sitios dónde comer. Suficientes como para contaros qué nos han parecido y traeros este top five para que lo tengáis en cuenta si os dais una vuelta por la capital 😉

A casi todos los sitios llegamos por recomendación, así que lo justo es pasar el dato, verdad?

5/ RODILLA (Est. Chamartín)

 

El Rodilla es una sandwichería que lleva en pie décadas. Tiene sandwiches fríos y calientes, un montón de variantes, distintas opciones de pan, menús y además ensaladas, desayunos y meriendas.

Madrid está lleno de estos establecimientos. Donde mires, hay un Rodilla. Así que hablando de ello con una amiga porque, por muy normal que le suene a todo el mundo, vaya nombrecito le han puesto. Llegamos a la conclusión de que no podíamos no ir a probar el Rodilla.

Y el día en que partíamos era perfecto. Para ir con tiempo, resolvimos comer en la estación donde, casualmente, también hay un Rodilla.

Debo reconocer que yo esperaba más, como cuando sueles ir a un restaurante especializado en hamburguesas artesanales… esperas más que de un McDonalds, verdad?

SABORES: Esta muy bien aunque a mí me ha faltado el punto de “casero” que debería otorgar la elaboración artesanal.

ATENCIÓN: Es de mostrador, como un McDonald´s…

AMBIENTE: En el caso de la estación, el espacio es bonito pero pequeño. Hay tan pocas mesas, que no apetece quedarse mucho rato porque es como si estorbaras. Es un sitio de paso.

DECO: Estilo americano. Sobrio. Guay.

PRECIO: Económico.

4/ BAR GALLETA

 

El Bar Galleta ha sido una de las recomendaciones y está ubicado en Malasaña. Exactamente en Corredera Baja de San Pablo nro. 31.

Suelen trabajar con reserva pero manejan dos turnos, así que si vas sobre las 20.30 o 21 hs y hay mesa, mientras la desocupes sobre las 22.30 hs, no hay ningún problema.

El sitio es muy chulo y cálido. Aunque la verdad es que es muy pequeño y eso hace que las mesas estén casi todas muy pegadas.

Y por favor, que el nombre no os confunda. No es un bar elegante para comer buenas tapas y compartir. Es un restaurante. Yo lo pregunté en voz alta y la respuesta fue tajante.

Los postres son geniales, todos a base de galleta…

SABORES: Es rico. Tienes platos muy interesantes en carta y los postres están muy bien.

ATENCIÓN: La atención es normal. Nada para tirar cohetes.

AMBIENTE: El sitio es muy bonito pero imagino que es mejor de día que de noche. Por la noche, es bastante oscuro y lo recuerdo en mi cabeza como un sitio “amarillo” en exceso. Algunas mesas están muy pegadas (las de la foto, por ejemplo). Ambiente joven.

DECO: La decoración es muy chula, en su mayoría madera y cristal.

PRECIO: Estándar.

3/ EL AZUL

 

El Azul, llegamos casi por casualidad. Está ubicado en el Barrio de las Letras, en Calle Fúcar nro. 1, muy cerca de donde teníamos el departamento.

Era domingo, nos levantamos tarde, desayunamos un café y un donut en el apartamento y yo me senté a mirar en San Google dónde podíamos comer sin alejarnos mucho porque luego queríamos ir al Jardín Botánico y al Parque del Retiro.

Así que San Google hizo su magia y me enseñó esta fachada. Además, los comentarios era buenos, no necesitábamos más. Y allí a la aventura que nos fuimos.

El sitio está muy bien. Hay menú vegetariano y todo es sano, ligero y fresco. Además, tienen la opción de el vino en copas y llamadme loca pero a mí eso me mola para no tener que hacer consenso, jeje!

SABORES: Comida sana, fresca, orgánica. Muy rico y suave.

ATENCIÓN: Es buena pero hay una sola persona para todas las mesas, así que hace lo que puede.

AMBIENTE: Ambiente joven.

DECO: La decoración es fresca y bonita. Lo mejor: la fachada!

PRECIO: Estándar.

2/ LE COCÓ

 

Esta es otra de las super recomendaciones que me habéis hecho en IG <3

Le Cocó está ubicado en Calle Barbieri nro. 15. Es un sitio muy bonito y luminoso. Con dos espacios diferentes y la fusión, gastronómica y decorativa, a flor de piel.

Al entrar encontráis el restaurante y luego están las carboneras, con algunos espacios bastante más íntimos.

El dato interesante de este sitio es que su cocina está abierta todo el día, los 7 días de la semana. Así que para quien está en Madrid de paseo y se olvida del tiempo, es ideal.

Tienen una carta de fusión muy interesante con sabores frescos y ricos. Todo comienza con un barril de mantequilla y pan del bueno, para hacerlo más interesante aún…

SABORES: Super top la mantequilla y el pan. El pan es delicioso! La verdad es que nos gustó mucho. Aunque mis fresas naturales estofadas con helado de queso, de naturales tenían muy poco. Estaban recién sacadas de la nevera y por tanto estaban más frías incluso que el helado. En contraposición, la Pannacota de Sergio era increíblemente buena!

ATENCIÓN: La atención es buena-normal.

AMBIENTE: El lugar es espacioso, luminoso y colorido. Ambiente joven.

DECO: La fachada es preciosa. La decoración también es de fusión. Fresca y acogedora a la vez.

PRECIO: Estándar.

1/ YAKITORO by Chicote

 

Si tuviera que utilizar una única palabra para definir la experiencia Yakitoro diría: sublime. Y sí, es toda una experiencia.

Nosotros fuimos al que se encuentra en Pza. de la Castellana nro. 130 pero también hay uno en Calle Reina nro. 41.

Esta inspirado en la tradicional taberna japonesa de yakitori y ha conseguido la fusión perfecta entre ambos países. Esto es palabras mayores y está a año luz de cualquier “buen restaurante”.

Es el tipo de exquisitez que encuentras rara vez. Yo solo recuerdo dos sitios absolutamente memorables al paladar. Un restaurante que encontramos en Portugal por casualidad y el pequeño restaurante de sushi al que iba en Mar del Plata.

Nosotros pasamos muchos días hablando de Chicote y su Yakitoro. Realmente es para no perdérselo!

Si vais, no dejéis de probar el Pato Confitado. Nos costó mucho decidir qué plato nos había gustado más de los 5 que probamos pero definitivamente, fue el pato.

Podéis reservar online o ir directamente. Siempre dejan algunas mesas libres para ello. Y si vais sobre las 20.30/20.45 hs no tendréis ni que esperar!

SABORES: Los platos son la fusión perfecta entre Japón y España, a través de la parrilla y las brochetas (yakitoris). Todo es exquisito por demás. Claramente se nota que todo está pensado al dedillo y así se cumple…

ATENCIÓN: Sublime. Dan ganas de llevarte a la camarera a casa, luego.

AMBIENTE: Acogedor, familiar, joven.

DECO: Es sitio distinto, donde la parrilla está en la sala y las bebidas se enfrían en pequeñas montañas de hielo en el centro de las mesas. Muy chulo.

PRECIO: Estándar. Aunque teniendo en cuenta la calidad de los platos, es muy económico.

***

Como veis, Madrid ha sido genial! Yo ya estoy pensando en volver porque aún nos queda mucho por ver y disfrutar, mucho por caminar y degustar.

Cosas que no os podéis perder: Malasaña, el Museo ABC, el Jardín Botánico, la imponente Puerta de Alcalá y si os gusta ver las ciudades desde arriba, en el CentroCentro Cibeles de Cultura encontraréis un mirador alucinante!

Y hasta aquí por hoy… Espero veros, como siempre, en los comentarios! Así charlamos un ratito e intercambiamos info valiosa sobre paseos turísticos que eso siempre mola 😉

Espero que tengáis unas vacaciones maravillosas, ya sea descansando en casa (que no es poco) o saliendo al mundo a dar vueltas! Todo vale!!!

Muchísimas gracias por estar ahí!

Besazo comestible,

Sami

Sami Garra
hola@samigarra.com
6 Comentarios
  • Twee
    Publicado a las 14:57h, 11 abril Responder

    Sami querida… graciasssssssssss…. ahora sí que sé algunas cositas de mi ciudad para disfrutar en Semana Santa!!!! Abrazo de colores!

    • Sami Garra
      Publicado a las 16:45h, 18 abril Responder

      Qué bien, Twee! Luego me cuentas qué tal <3 Espero que hayas pasado unos días geniales!!!!

  • Xènia Roca
    Publicado a las 10:58h, 12 abril Responder

    Sami me ha encantado tu crónica de Madrid. Es cierto que Madrid conquista poco a poco. Es una ciudad preciosa con un montón de cosas por hacer, ver y muy importante ¡Comer!

    Ya sé a que post venir en mi próxima escapada por Madrid

    Un BESO y feliz Semana Santa

    • Sami Garra
      Publicado a las 16:45h, 18 abril Responder

      Qué bien que te haya gustado, Xènia!!!! Espero que en tu próxima escapada lo disfrutes y luego me cuentes qué tal 😉 Un besazo gigante!

  • Liliam
    Publicado a las 20:58h, 30 mayo Responder

    Exquisito !!! Calidad buenísima gente súper amable de precio bien .

    Volveré

Escribe un comentario